jueves, 10 de diciembre de 2015

capituol 8 y 9

cap 8: compañía:

El hombre esta-va cada vez mas cerca de Vienta sin saberlo.
Y vienta no sabía que pronto tendría el peligro cerca de nuevo.
Paso las 2 semanas mas tranquilas y relajadas de su vida.
Tenia agua y comida, una vida tranquila mas o menos.
Y su tranquilidad estaba apunto de ser interrumpida por el hombre.
Mientras en un lugar bastante lejano estaba el resto de la manada sus amigos amigas y su familia, su madre y el resto de la manada todos juntos viviendo una vida muy tranquila lejos del hombre.
Y mientras que el hombre se detuvo en ese charco de agua para descansara y beber con sus caballos.
Recogieron agua para seguir y a los pocos pasos del charco vieron huellas, huellas de caballo salvaje, huellas que debían seguir. Y así continuaron su viaje por el desierto árido.
Mientras que Vienta seguía en el mismo lugar en la cueva que era su refugio.
Sin saber que pronto tendría compañía, peligro cerca de ella.


FIN CAP 8

CAP 9: La emboscada:

Vienta estaba tranquilamente dentro de la cueva refugiándose del calor cuando empezó a oír ruidos de cascos pisando la arena no muy lejos de ella, así que se puso en atención ah escuchar con las orejas de punta.
Oía ruidos y no estaba tranquila así que decidió adentrarse en lo profundo de la cueva para seguir su camino por la cueva.
Mientras que el hombre se acercaba a la cueva donde se escondía Vienta sin saberlo siguiendo la pista de unas huellas de caballo salvaje.
Cuando llegaron a la cueva ahí perdieron la pista en el charco de agua que había cerca de una cueva.
Mientras que Vienta seguía su camino por la cueva oscura.
Mientras que en otro lugar mas lejano estaba la manada ya reunida de nuevo, solo faltaba Vienta, la futura heredera líder de la manada.
Mientras que el hombre al ver la cueva decide adentrarse dentro, mientras que vienta seguí caminando por la cueva entonces ella encontró un punto en que había varios caminos que podía tomar, derecha, izquierda o enfrente.
Vienta decidió seguir recto, mientras que el hombre le seguía el rastro de cerca sin saberlo.
Mientras en el paraíso que vivían la manada estaban todos, la madre de vienta, uracio, uracia, viento, nefertite el resto de la manda.
Vivían pacíficamente lejos del hombre, un paraíso, agua, comida, tranquilidad un lugar perfecto para vivir los caballos salvajes, aunque con poco recursos y por eso debían salir de vez en cuando, fuera de esta especie de refugio.

FIN CAP 9

No hay comentarios:

Publicar un comentario