jueves, 10 de diciembre de 2015

capitulo 3


CAP 3: LA HUIDA

Toda la manada estaba alerta, escuchando, oliendo y toda junta atenta a cualquier paso de humanos, ah cualquier movimiento extraño, la imagen era espectacular del paisaje y de nuestra posición como manada de caballos salvajes en el desierto en un oasis con agua y plantas alrededor, todos escuchando cualquier signo de algún paso humano, cualquier movimiento humano.

La manda estuvo así un buen rato y después se fueron turnando las guardias, unos vigilarían y otros seguirían pastando, mientras los pequeños podíamos seguir jugando con la constante vigilancia de nuestras madres y la manada.

Pasaron 2 largas horas así, nosotros los pequeños no sabíamos que pasaba a nuestro alrededor y los mayores no nos lo dirían, no nos tomaban en cuenta. Pasaron 5 horas, pasaron las horas y se izo de noche, hora de dormir para nosotros los peques y los mayores seguirían igual aun detectaban a olor de humanos.

En la noche todo parecía mas tranquilo y inmóvil, solo el ruido del viento contra los arboles, y algún crujido de rama de árbol. Hasta que el macho alfa el líder de la manada oyo un ruido, un paso de humano en la arena cerca de ellos
relincho para alertara a la manda que estaba durmiendo, todos se despertaron enseguida, en cambio nosotros tardamos en reaccionar, nos despiertan nuestras madres.

De-repente todo ocurrió muy deprisa vi a 5 humanos, correspondían a la descripción que me había dado mi madre seres a 2 patas, que rodearon al líder otros 5 iban a por la manada y la manda empezó a correr y a dispersarse.
Y así es como ocurrió....

No hay comentarios:

Publicar un comentario